Los controles del Poder: Los derechos del internauta (XII)

Una de las mejores herramientas que se ha desarrollado al amparo del comercio electrónico son las llamadas cookies (galletas).

En general, las cookies consisten en un archivo que la página web visitada implanta en el ordenador visitante. En el sistema operativo Windows 98 se incorporan a un subdirectorio fácilmente revisable: C:/windows/cookies. El archivo no es nocivo, puesto que se trata de bits de información, pero significa incorporar a un ordenador una "marca de seguimiento".

Los controles del Poder: Los derechos del internauta (XI)

La siguiente parcela donde se está estudiando el derecho a la privacidad es en USENET, los grupos de discusión o foros de noticias.

Antes de que Internet fuera lo que es hoy (global y de acceso libre) su embrión, la red ARPA, sólo era accesible desde los departamentos universitarios y gubernamentales de los EE.UU. Dado que la tecnología necesaria para conectar en línea ordenadores era de uso libre, comenzaron a surgir nuevas redes, no conectadas aún a la red ARPA.

Los controles del Poder: Los derechos del internauta (X)

Buen exponente del estado constituyente de la legislación de Internet lo constituye el actual debate en el campo de la privacidad del correo electrónico. El mejor sistema para defender dicha privacidad consiste en que el usuario encripte sus comunicaciones.

En 1991, el proyecto de ley nº 266 del Senado de los EE. UU. obligaba a las empresas de telecomunicaciones y a los fabricantes de equipos a introducir modificaciones en los mismos para asegurar que los sistemas de comunicación permitieran al Gobierno leer cualquier mensaje encriptado, siempre que el gobierno actuara conforme ley. Dicho proyecto fue atacado tanto por la industria como por grupos defensores de las libertades civiles, no promulgándose finalmente la ley.

Los controles del Poder: Los derechos del internauta (IX)

En 1998, se produjeron en EE.UU. sesenta y dos litigios judiciales en el ámbito laboral en los que la cuestión analizada era el uso del correo electrónico por parte de los empleados dentro del ámbito de la empresa.

En el presente año, no ha trascendido aún ninguna resolución sobre el tema en los Juzgados españoles, si bien existe una sentencia del Juzgado de lo Social nº 16 de Madrid en la que se aceptan como prueba comunicaciones internas (Lotus Notes) entre directivos de empresa. No obstante, dicha sentencia no entra en el análisis del derecho a la comunicación y acepta las pruebas puesto que fueron ratificadas verbalmente en el juicio oral. No existe jurisprudencia española (más de una sentencia con la misma doctrina) específica sobre los derechos relativos al uso del correo electrónico en el ámbito laboral.

Los controles del Poder: Los derechos del internauta (VIII)

Mencionábamos que la privacidad como derecho, se extiende a los supuestos del correo electrónico. En abstracto, este derecho también es uno de los derechos fundamentales del internauta. Sin embargo, la privacidad del correo electrónico tendrá los siguiente límites:

1. El correo electrónico generado en ámbitos de la empresa, puede ser controlado, verificado, bloqueado y borrado por parte del empresario y contra sus trabajadores. Toda la jurisprudencia y todas las legislaciones tienden a igualar el tratamiento entre un correo electrónico y un correo normal derivado de la burocracia empresarial. Por ello, el empresario tiene el derecho a monitorizar el correo que surge dentro de su ámbito, así como a despedir a quien dedica tiempo de trabajo a un uso privado de bienes de la empresa.

Los controles del Poder: Los derechos del internauta (VII)

Cuando se produce una conexión a Internet, es prácticamente imposible que nuestro ordenador y el ordenador visitado estén directamente conectados. Es más, la única conexión directa que realiza nuestro ordenador es con el proveedor de servicios de Internet. En una conexión realizada, no debemos olvidar la existencia de otros ordenadores intermedios y de líneas de conexión.

Dada la arquitectura de Internet, cualquier transacción comercial realizada en línea pasa por múltiples lugares de la topología de la Red. En las transacciones los datos que se transmiten son, normalmente, aquéllos coincidentes con los reflejados en un acuerdo en el mundo real: identificación de las partes, objeto de la transacción, precio de la misma y datos sobre la forma y los medios de pago.

Los controles del Poder: Los derechos del internauta (VI)

Debe regularse el acceso del internauta a sus datos personales en las bases de datos que radican en Internet. El acceso debe permitir verificarlos, modificarlos o solicitar su borrado.

Sin embargo, tales derechos, cuya existencia parece obvia, no están regulados en todos los Estados. La regulación se realiza actualmente a través de dos instrumentos:

1. Una regulación obligatoria que viene impuesta por las leyes del Estado donde radique el propietario de la base de datos. Por ejemplo, en el actual caso de las demandas contra DoubleClick, se están aplicando, con independencia de la nacionalidad del internauta afectado, las leyes federales norteamericanas.

Los controles del Poder: Los derechos del internauta (V)

Las bases de datos con información personal son uno de los objetos del comercio virtual más valorados. Los campos alcanzados por las mencionadas bases comprenden datos de nombre, apellidos, edad, sexo, domicilio, ingresos económicos, patrimonio, transacciones y así cualesquiera informaciones relevantes a la hora de definir comportamientos, actitudes, tendencias o gustos de los internautas. En general, se prohibe la inclusión de datos concernientes a religión, ideas políticas y raza.

Los controles del Poder: Los derechos del internauta (IV)

La privacidad del internauta deberá protegerse en los siguientes ámbitos:

1. En las bases de datos puestas a disposición de la Red, siendo un ejemplo de ello las que mantienen las compañías telefónicas, asociaciones, etc. El origen de la base de datos es indiferente a los efectos de la privacidad, este derecho se extiende a los supuestos en que la base se haya construido a partir de datos obtenidos en el mundo real.

Los controles del Poder: Los derechos del internauta (III)

En la literatura jurídica existente sobre Internet, nadie menciona al "Big Brother", quien, sin embargo, está tácitamente presente en las regulaciones que van naciendo.

Debemos nuevamente incidir en lo que es Internet:
Un sistema de comunicación.
Un sistema de comunicación a través del que se realizan transacciones.

Es por ello que, en el diseño previo que se realiza de los derechos fundamentales del internauta, siempre se tiene en cuenta el principal de ellos, que es el derecho a la privacidad. En definitiva, se trata de sacralizar en el terreno virtual un núcleo de derechos del ciudadano frente a los posibles abusos de poder. Los "Derechos Humanos" nacen y se desarrollan como una parcela del ciudadano previa e intocable frente al poder de los Estados absolutistas; los derechos del internauta nacen como un límite al posible ejercicio del poder por parte del "Gran Hermano".

Páginas

Suscribirse a Derecho de Internet RSS