El Tiempo en la Red (IV)

Continuando con lo que explicábamos en el artículo anterior sobre el principio de incertidumbre temporal que rige en Internet, hagamos una reflexión conjunta: cuando navegamos y entramos en una página, pensamos que esa es la página válida en el momento de la navegación. Pensamos que la información se halla actualizada, que es la última edición, al igual que presumimos que se nos vende la edición del día cuando compramos el periódico en el quiosco.

El Tiempo en la Red (II)

La relación del Derecho con el tiempo es una relación compleja. Además de los supuestos ya comentados del nacimiento de un derecho en virtud del "primero en el tiempo", existen otros supuestos inversos. El más clásico es el de la derogación de la norma anterior por la norma posterior: "lex posterior derogat lex anterior". En este caso, el tiempo se utiliza como corrector de una situación pasada que se considera debe modificarse.

El Tiempo en la Red (I)

El Derecho ha utilizado tradicionalmente el tiempo para acometer diversas regulaciones. El concepto del tiempo jurídico puede ir ligado al espacio o no. Un supuesto cotidiano de utilización del tiempo y del espacio para constituir un derecho son las filas de personas. El primero que llega y ocupa un lugar es el que tiene el derecho a ser atendido o a entrar antes. Los conflictos que dichos supuestos cotidianos de ocupación espacial generan, se combaten mediante dos sistemas:

La Topología de Internet: el nuevo Territorio. Los Servidores Raiz

Poco podemos decir de los Servidores Raiz que no hayamos comentado en anteriores artículos, referentes al ejercicio del poder en Internet y al Principio Jerárquico, a los que nos remitimos.

En la cúspide de la pirámide topológica se encuentran los trece servidores cuya función principal es la transformación de nombres de dominio en direcciones IP.

La pregunta que debemos hacernos es otra: ¿Es posible Internet sin Servidores Raiz? Quizás esta cuestión sea la búsqueda del Santo Grial.

La Topología de Internet: el nuevo Territorio. Los Servidores (VI)

Como fenómeno interesante en la parcela de Internet que estamos tratando, necesariamente hemos de hacer referencia a la tesis doctoral de un informático británico llamado Ian Clarke y que ha dado lugar a un programa denominado Free Network Project, cuyo diseño previo descansa en los siguientes parámetros:

Descentralización. No existe ningún ordenador central al que deban conectarse todos los que integran una red.

La Topología de Internet: el nuevo Territorio. Los Servidores (V)

Tras el inicio del caso Napster, los internautas han comenzado a utilizar un nuevo sistema que ya coexistía con Napster, que es Gnutella, un programa que todos podemos descargar de la Red e instalar en nuestro ordenador. Su distribución y uso es libre, sin estar sometido a licencia.

A diferencia de Napster, en el que todos los usuarios se conectan a un ordenador central y de ahí a los demás usuarios, Gnutella busca directamente a otros usuarios que están utilizando el programa. Napster, al estar centralizado, tiene conocimiento de sus conexiones y el ordenador central puede impedir la conexión de algún usuario. Pero en Gnutella, al no existir una jerarquía entre los ordenadores, no cabe control posible.

La Topología de Internet: el nuevo Territorio. Los Servidores (III)

En lo que respecta a la información compartida entre usuarios de Internet que no se conocen entre sí, hemos de hablar del caso Napster.

Napster es un programa que permite crear una red de usuarios. Cada usuario dispone en su disco duro de un directorio que almacena archivos en formato mp3 (el standard de archivos de audio más utilizado hoy en día) que ha obtenido "tostando" sus compact discs o descargándolos de la Red.

La Topología de Internet: el nuevo Territorio. Los Servidores (II)

Como manifestamos anteriormente, todo ordenador puede realizar funciones de servidor y de cliente de una forma simultánea. Ello es tan sencillo como poner a disposición de los demás uno o varios directorios del disco duro.

La mayor riqueza de Internet es la que se obtiene compartiendo información. Para realizar esta función, encontramos que actualmente se utilizan en Internet dos sistemasdiferentes:

La Topología de Internet: el nuevo Territorio. Los Servidores (I)

Por último, hemos de explicar el punto de destino de toda conexión: los servidores.

Un servidor puede prestar en favor de ordenadores clientes cualesquiera de los servicios que hemos mencionado existen en Internet: www, ftp, correo electrónico ...

El servidor se caracteriza por albergar, compartir y entregar información. Es por ello que, jurídicamente, el elemento más relevante de los servidores es la licitud de su contenido. Un contenido será ilícito si atenta contra (1) la propiedad intelectual, (2) la propiedad industrial, (3) información clasificada como reservada por un Estado o (4) información punible.

La Topología de Internet: el nuevo Territorio. Los Routers

Después de la lectura de los artículos anteriores sobre la topología de Internet, nos queda una pregunta: ¿Cómo se le marca la ruta a los datagramas? Vimos que la cabecera de un datagrama consta de los datos de su destino. Estos datos son los que van a ser utilizados por los ordenadores a través de los que circula para encaminarlo hacia su destinatario final.

Dicha función, el encaminamiento o enrutamiento, es una de las funciones claves de las redes, puesto que sin ella nunca podría existir una correcta comunicación. Desde el momento en que nos encontramos con una malla de conexiones, el correcto direccionamiento es esencial.

Páginas

Suscribirse a Derecho de Internet RSS