La SGAE interpone recurso de amparo contra la denegación de la nulidad del procedimiento de Málaga

En el procedimiento ante la Audiencia Provincial de Málaga ha sido solicitado por la SGAE un testimonio de la sentencia que recayó en primera instancia, esto es, la sentencia en la que a Eduardo Serrano se le denegaba su demanda, para ser aportada al Recurso de Amparo que ha interpuesto ante el Tribunal Constitucional.

Es interesante que la SGAE interponga este recurso puesto que traslada a los órganos constitucionales el conocimiento de que todos los juicios pagan canon. Asimismo, traslada al Tribunal Constitucional el hecho hasta ahora no excesivamente conocido por los juristas de que la actividad jurisdiccional de este país devenga un dinero en favor de las entidades privadas de gestión de la propiedad intelectual.

Por otra parte, también es muy interesante la actitud de la SGAE: En el mes de julio, con bombo y platillo, las entidades de gestión emitían una nota de prensa en la que cargaban las tintas contra un ciudadano porque había interpuesto una demanda contra las entidades de gestión y se había decretado por el Juez que éstas no tenían legitimación para ser demandadas en un procedimiento de reclamación de canon. Indudablemente aquella nota de prensa mostraba su inquietud contra la iniciativa ciudadana de la "Demanda contra el canon". Sin embargo, ahora la SGAE adopta el criterio contrario en el procedimiento de Málaga.

Así pues, si en julio de 2006 defendían que no tenían legitimación alguna, ahora en diciembre manifiestan que sí la tienen y que debían ser parte en el procedimiento.

He de decir que su actual postura procesal nos abre unas posibilidades que hasta ahora no teníamos, y que son, por ejemplo, demandarles en un procedimiento en el que reclamemos el canon del acta del juicio de ladinamo, primer juicio en el que se acepta el concepto Copyleft. Es un bello símbolo demostrativo de la contradicción en que caen en el mundo digital unas leyes diseñadas para el mundo físico. Y sería muy interesante saber qué alegaciones exactas hacen sobre el caso concreto (repetimos: concreto) de que el juicio de ladinamo les haya reportado un ingreso económico.

Hemos de estar de acuerdo con el comisario del Mercado interior de la Unión Europea, Charles McCreevy, en que tenemos un sistema de distribución del siglo XXI y unas licencias del siglo XIX, a lo que añadimos que tenemos unas entidades de gestión con doble lenguaje, cuando sólo deberían mantener uno.

Etiquetas: