Firmeza de la sentencia de Alcalá de Henares

Con fechas 24 de junio y 12 de julio de 2005 se notificó a las partes la sentencia recaída en el procedimiento de juicio verbal nº 726/2004, interpuesto por Reynaldo Cordero contra el establecimiento Batch-PC y que condenaba al establecimiento a devolver al demandante el importe de 1,72 euros que le había cobrado en concepto de canon sobre discos vírgenes.

La sentencia no ha sido recurrida por lo que ha devenido firme.

Etiquetas: